Análisis del estabilizador de tensión Lapara LA-AVR-5000

Publicado por: Hiper Shops En: Análisis de productos El: viernes, 24 de marzo de 2017 Comentarios: 0 Visitas: 795

Analizamos el estabilizador de tensión del fabricante Lapara LA-AVR-5000. Un equipo de precio ajustado y prestaciones básicas, muy válido para la protección de equipos poco sensibles que no necesiten una continuidad eléctrica y de consumo hasta 4000W

Nos encontramos ante un estabilizador de tensión de aspecto austero, robusto y de líneas propias de un producto industrial. Su gran display es muy claro y de un vistazo nos permite ver la tensión de entrada, la de salida, la frecuencia de trabajo, el nivel de carga y el modo de trabajo. Fiel a su apariencia, este estabilizador puede proporcionar la respetable potencia nominal de 5000VA ó 4000W. Quizá nos parezca una potencia grande, pero con su misma apariencia y mayor tamaño, aún tenemos un hermano mayor de similares características pero capaz de dar hasta 10KVA ó bien 8KW, exactamente el doble.

Estabilizador de tensión Lapara LA-AVR-5000
Estabilizador de tensión Lapara LA-AVR-5000, vista frontal y trasera.

Este equipo viene a llenar un vacío que habían dejado otros fabricantes de estabilizadores de tensión basados en un AVR (Automatic Voltage Regulator), donde no encontrábamos potencias superiores a los 3000VA. Si recordamos, un AVR estabiliza la tensión empleando un autotransformador con varios puntos de trabajo, que le permiten aumentar o disminuir la tensión de entrada aplicando saltos mediante el uso de conmutadores. Las ventajas evidentes son un coste contenido y una rápida velocidad de reacción ante oscilaciones de tensión acusadas. A cambio, su precisión de trabajo no es demasiado buena, dado que entre saltos la tensión puede fluctuar libremente. Según sus especificaciones, este equipo tiene un margen de error en su salida de un 10%. Esto es adecuado para equipos poco sensibles a la tensión de entrada.

Cuando la tensión se sale fuera de su rango de trabajo, estos equipos cortan el suministro eléctrico. Algo adecuado para proteger un equipo que no queremos que se dañe, pero que dejará de funcionar hasta que la anomalía eléctrica pase. Por tanto, podemos proteger por ejemplo motores, bombas, calderas, electrodomésticos y todo tipo de equipamiento industrial que no requiera de una alimentación continuada. Pero no ordenadores o servidores, que requieren de un apagado ordenado para no sufrir daños o perder datos.

Puestos manos a la obra, hemos analizado el comportamiento de este estabilizador en nuestro laboratorio. Comprobamos que tiene un amplio rango de funcionamiento con tensiones bajas, gracias a sus dos modos boost y que su rango con tensiones altas es bastante menor; en parte porque sólo dispone de un modo buck y en parte porque parece estar diseñado para trabajar en torno a los 220V y corta su salida demasiado pronto.

Más concretamente, cuando la tensión desciende conmuta una primera vez en torno a los 198V y una segunda en torno a los 166V. A partir de este punto permite trabajar hasta llegar a los aproximadamente 140V, punto en el que corta su salida para proteger los equipos conectados. En todo momento la tensión de salida nunca desciende por debajo de los 198V, algo más de un 10% por debajo de 230V (en realidad, exactamente 220V - 10%).

Cuando la tensión sube conmuta en torno a los 242V y corta en torno a los 260V. El modo buck entra en un punto adecuado, pero el corte, a nuestro entender, se produce demasiado pronto: la tensión de salida para una entrada de 260V es de tan sólo 218V. Se desperdicia por tanto el rango comprendido entre los 218V de corte y unos hipotéticos 242V, que siguiendo el mismo incremento, habrían permitido trabajar con hasta 288V de entrada, en lugar de los 260V a los que se produce el corte a su salida. La salida se mantiene siempre por debajo de los 242V, que está por debajo de su precisión del 10% y que nos parece una salida muy adecuada si queremos ser conservadores.

Al igual que otros equipos similares, el único botón que nos permite configurar el comportamiento del estabilizador, es para elegir el retardo desde que la salida es posible por estar la entrada dentro del rango y su activación. Este retardo puede ser de alrededor de 10 segundos ó de alrededor de 3 minutos. Teniendo en cuenta que el estabilizador es conservador en su salida, salvo casos especiales, lo lógico será mantener el botón pulsado en su posición "UNDELAY" (una mala forma de decir, "sin retardo"). Al encender el equipo tendremos que ser pacientes antes de ver su salida activa, porque también aplica el retardo que tengamos configurado.

Su interruptor de funcionamiento es todo un magneto-térmico de 20A, que asumiendo 230V de tensión de trabajo, nos dará unos hipotéticos 4600VA de potencia máxima. Teniendo en cuenta la elasticidad de este tipo de dispositivos, su calibración parece adecuada, si bien no nos permitirá grandes excesos si trabajamos con cargas elevadas.

Conviene también mencionar que el ciclo de histéresis del estabilizador reduce ligeramente el rango útil de trabajo. Las pruebas de subidas y bajadas de tensión nos han dado alrededor de 10V de diferencia, que es lo que define la histéresis del equipo. Por tanto, el rango útil (al menos según nuestro criterio) se situa entre los 150V y los 250V. Tenemos por tanto un rango muy amplio para trabajar con tensiones bajas y relativamente bajo para trabajar con tensiones altas.

Para los más detallistas, destacar que el equipo no viene con cable de alimentación. Dispone de un bornero en el que conectar fase / neutro de entrada y salida, así como una tierra común. Teniendo en cuenta la potencia del equipo y sus aplicacines típicas, no lo vemos como una carencia. Sí es de agradecer el que disponga de una toma schuko de salida, que nos permitirá conectar un equipo a proteger si es únicamente uno, de manera directa. Eso sí, teniendo en cuenta que el consumo de una toma schuko no debe superar los 16A. Si queremos emplear los 20A que soporta el equipo, tendremos que llevar cables hasta su bornero y emplear una sección de al menos 4mm2.

Por último, conviene indicar que el estabilizador dispone de un ventilador que aunque no demasiado ruidoso, sí puede resultar molesto en entornos de trabajo. En nuestra experiencia durante las pruebas, el ventilador no es necesario cuando se trabaja con cargas moderadas y únicamente se deja oír unos segundos al encender el equipo. Sin embargo, dado que el fabricante lo ha puesto, suponemos que se pondrá en marcha cuando la carga sea elevada por un tiempo continuado.

Detalle de conexiones
Detalle de las conexiones de entrada y salida.

Lo que más nos gusta

  • Muy buena relación prestaciones / precio
  • Amplio y claro display para conocer su estado
  • Buen rango de regulación para tensiones bajas
  • Adecuado para equipos no sensibles

Lo que nos gusta menos

  • Precisión limitada por su tecnología
  • Poco configurable comparado con equipos similares de menor potencia
  • Rango de trabajo para tensiones altas limitado por su calibración

Usos recomendados

  • Motores y bombas
  • Calderas
  • Electrodomésticos
  • Equipamiento industrial que no requiera de una alimentación continuada
  • En general, protección de equipos eléctricos o electrónicos poco sensibles y que no precisen de alimentación continua

Tabla resumen

A continuación presentamos una tabla que trata de resumir los principales aspectos que caracterizan el estabilizador de tensión que hemos analizado.


CaracterísticaValor medido
Rango de usoSalida mínima198V
Salida máxima244V
Rango de entradaEntrada mínima140V
Entrada máxima260V
Error máximo (respecto a 230V) en rango de trabajo14%
Modos de trabajoBoost (arriba)2
Buck (abajo)1
Retardo encendidoValor bajo10s
Valor alto3min
Puntos de corte subiendo<150Vsin salida
150Vmodo boost 2
172Vmodo boost 1
204Vmodo normal
242Vmodo buck
≥260Vsin salida
Puntos de corte bajando<140Vsin salida
140Vmodo boost 2
166Vmodo boost 1
198Vmodo normal
236Vmodo buck
≥250Vsin salida

Comentarios

Escribe un comentario

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.