Estabilizador monofásico con servomotor de 3KVA

SVC-3K

Aline

9Kg

En stock

317,12€ IVA incluido

-28.3%

442,00€ IVA incluido

Máxima precisión y fiabilidad

La serie SVC de Aline se compone de estabilizadores de tipo electromecánicos accionados por servomotor. Esta tecnología compara de forma continua el voltaje de entrada con la tensión nominal (230V) y, en caso de que existan variaciones, un servomotor ajusta el punto de trabajo en el bobinado del transformador para conseguir de nuevo la tensión nominal. La estabilización continua que realizan los SVC de Aline consigue una precisión superior a otras tecnologías como los reguladores automáticos de voltaje (AVR), necesaria para proteger equipos sensibles que necesiten una tensión cercana a la nominal para trabajar.
Puesto que los estabilizadores de Aline no montas baterías ni elementos que necesiten mantenimiento, estos equipos también son una opción recomendada cuando se requiera una señal sinusoidal pura, estable y precisa, sin importar que dejen de funcionar durante cortes de luz.

Sistema SPI para una protección inteligente

Los nuevos estabilizadores de la serie SVC de Aline, cuentan con el avanzado sistema SPI (Sistema de Protección Inteligente) que mejora las prestaciones usuales de un estabilizador. Este novedoso sistema protege de:
  • Caídas de Fase a Tierra
  • Caídas de Neutro a Tierra
  • Pérdida de fase
  • Caída de rayos y descargas atmosféricas
  • Protección ante microcortes
  • Eliminación de Armónicos de Alta y Media Frecuencia (AF/MF)
  • Sobretensiones transitorias originadas por arranques y paradas de motores, entrada de cogeneraciones y grupos electrógenos
  • Sobretensiones permanentes producidas por corte de Neutro o defectos del suministro eléctrico

Diseño y construcción robustos

Los estabilizadores SVC de Aline proporcionan, además de un voltaje regulado, una protección completa contra picos de tensión o sobretensiones y sobrecargas gracias a las protecciones de salida: fusible para el modelo de 1kVA y automático magnetotérmico para los modelos superiores. Además, se puede configurar el tiempo de rearmado para mantener la salida aislada de posibles perturbaciones posteriores a un corte de luz.
La construcción de los estabilizadores SVC de Aline está pensada para trabajar en entornos industriales y bajo ambientes extremos. Este diseño otorga a la serie SVC de Aline una alta fiabilidad y un formidable tiempo medio entre fallos.

Capacidad de 3000VA

La limitación real de los estabilizadores reside en los amperios (A) que pueden manejar. EL SVC-3K de Aline, desarrolla una capacidad de 3000VA, lo que equivale a una corriente máxima de 10,5A u 2400W a una tensión nominal de 230V con un Factor de Potencia de 0,8. Para puntos de trabajo más bajos en voltaje, la potencia de salida baja proporcionalmente. Por ejemplo, para una tensión de entrada de 180V, la potencia que puede ofrecer el estabilizador SVC-3K de Aline es de 1878W.

Aplicaciones destacadas

  • Equipos informáticos sensibles
  • Sistemas de telecomunicaciones
  • Equipos de audio/vídeo profesionales y domésticos
  • Equipamiento médico
  • Equipos de análisis
  • Sistemas de seguridad y videovigilancia
  • Sistemas de iluminación

Características de la serie

  • Pantalla LCD
  • Equipo de pequeñas dimensiones, ligero y fácil de transportar
  • Alto rendimiento
  • No distorsiona la onda senoidal de salida
  • La precisión de la tensión de salida es fija y muy alta (2%)
  • Es un equipo estático, sin vibraciones ni partes externas móviles
  • Su tiempo medio entre fallos es prácticamente infinito
  • Su vida útil es muy larga
  • No produce ruidos molestos

Notas del producto

  • La potencia nominal indicada, 2400W, está calculada a la tensión nominal en España, 230V. Para voltajes de entrada más bajos, la potencia baja proporcionalmente. A modo de ejemplo, a continuación ofrecemos la potencia que puede manejar en otros puntos de trabajo:
  • Para una tensión de entrada de 200V, la potencia máxima de salida es 2087W
  • Para una tensión de entrada de 180V, la potencia máxima de salida es 1878W
  • Para una tensión de entrada de 160V, la potencia máxima de salida es 1670W
  • El fabricante recomienda dejar un 20% de margen sobre la potencia máxima

Documentación del producto


Categoría de productoElectricidad
Tipo de productoEstabilizador
TecnologíaElectromecánico
Potencia (VA)3000VA
Potencia (W)2400W
FormatoTorre
Factor de potencia0,8
Tipo de regulaciónElectromecánico con servomotor
Tensión de entrada230V
Tipo de tensiónMonofásico
Tensión mínima de entrada140V
Tensión máxima de entrada285V
Tensión nominal de salida230VAC
Margen de error de salida±2%
Tiempo de transferencia (típico)1,2s para una variación del 20%
Toma de entradaTerminales
Eficiencia96%
Tomas de salida contra sobretensionesTerminales
Indicadores de estadoPantalla LCD y LED
Protección de teléfono/EthernetNo
Protección cable antena coaxialNo
Filtro EMI/RFISi
Contenido de la cajaEstabilizador, Manual de usuario
Medidas: Alto250mm
Medidas: Ancho180mm
Medidas: Fondo340mm
Peso9Kg
Corte al salir del rangoSeleccionable
Tiempo de retardo3s, 3min
Consumo en vacío9W
Puntuación 
02/08/2016

Muy preciso

Saca un tensión completamente estable, a 230V. Ideal para proteger dispositivos sensibles o con escaso margen de tensiones de entrada.

    Puntuación 
    24/10/2014

    Comentario

    Cumple su cometido perfectamente, montaje sencillo, instrucciones escuetas, envio muy rápido.

    (único inconveniente, en nuestro caso, tenia un tornillo suelto por dentro)

      ¡Escribe tu opinión!

      Escribe tu opinión

      Estabilizador monofásico con servomotor de 3KVA

      Estabilizador monofásico con servomotor de 3KVA

      Artículos relacionados en nuestro blog


      Estabilizadores de tensión - Tipos y usos

      Un estabilizador de tensión o estabilizador de voltaje es un dispositivo que partiendo de la tensión de la red (nominalmente 230V en monofásica; 400V en trifásica), permite mantener una tensión de alimentación estabilizada, aún cuando la tensión de entrada sea más alta o más baja de lo normal

      Anomalías eléctricas

      Aunque la calidad del suministro eléctrico en países como España es bastante buena, no son raras las anomalías eléctricas que pueden afectar negativamente a nuestros equipos