Análisis del SAI CyberPower CP900EPFCLCD

Publicado por: Hiper Shops En: Análisis de productos El: jueves, 16 de junio de 2016 Comentarios: 0 Visitas: 367


Productos relacionados

Analizamos el SAI PFC Sinewave CP900EPFCLCD, hermano menor de una familia de tres modelos del conocido fabricante CyberPower, cuya tecnología in-line y salida sinusoidal pura lo hacen ideal para la protección de PC con fuente PFC activa o Apple Mac

Nos encontramos ante un SAI del fabricante global CyberPower, cuyas prestaciones son un compromiso para ofrecer una salida sinusoidal pura de mucha calidad y las prestaciones relativamente más básicas en cuanto a rango de trabajo de un equipo in-line que únicamente incorpora un modo boost. Todo ello viene empaquetado en una carcasa de excelente estética, dotada de un amplio y claro display, un puerto USB, la impresionante cantidad de seis conectores tipo schuko y dos conectores RJ45 de entrada salida, que nos permitirán aislar de sobretensiones bien una línea de teléfono, bien una toma de red, permitiendo en este caso velocidades de hasta gigabit. Tratándose de un SAI in-line de gama alta, el encendido se lleva a cabo mediante un pulsador y el display viene equipado con otros tres pulsadores que permiten acceder a sus diversas funciones.

Hemos podido contrastar que el punto fuerte de este equipo es sin duda su calidad de salida. Cuando falta la tensión o nos salimos de su rango de entrada admisible, este SAI genera una salida sinusoidal pura a partir de su batería. Según nuestras pruebas, la calidad de la salida es excelente tanto en voltaje, que permanece muy estable en torno a los 230V, como en forma de onda, que es efectivamente sinusoidal. Este es un gran punto a favor, porque no todos los equipos que prometen una salida sinusoidal pura consiguen luego una forma de onda tan perfecta y estable a pesar de la carga.

Por otra parte, nuestras pruebas también han revelado que su talón de aquiles es un rango de entrada que resulta algo pobre en comparación con otros SAI in-line de inferiores aspiraciones y precio. Dispone de tres modos de trabajo que pueden seleccionarse desde su display o por medio del software de gestión PowerPanel Personal Edition. En el modo más conservador, admite un voltaje de entrada entre 180V y 260V, lo que le da un rango de salida de entre 211V y 260V; en el modo más permisivo, admite un voltaje de entrada entre 170V y 270V, lo que le da un rango de salida de entre 200V y 270V. Dado que sólo dispone de un modo boost, su capacidad de corregir un voltaje bajo de entrada es bastante razonable, pero no es capaz de compensar un voltaje alto de subida (simplemente lo deja pasar). Una salida de 260V se nos antoja elevada; una de 270V estaría fuera de cualquier recomendación razonable. Por tanto, pensando en su uso en España, su comportamiento ante voltajes bajos nos parece adecuado, siendo su comportamiento ante voltajes altos un tanto permisivo para nuestro gusto.

Prueba del SAI CyberPower CP900EPFCLCD

El SAI CyberPower CP900EPFCLCD junto a nuestros equipos de prueba y medida

El tiempo de respaldo que este SAI proporciona viene marcado fundamentalmente por la batería que incorpora. Con una batería de 12V y 8,5Ah de tipo AGM, hemos medido una autonomía de casi 28 minutos al 18% de su capacidad (unos 100W de carga) y de algo más de 2 minutos al 82% de su capacidad (unos 440W de carga). Asumiendo que busquemos una autonomía de unos 5 minutos (tiempo suficiente para apagar de forma ordenada un ordenador sin prisas), este equipo podría soportar una carga de alrededor de 345W, muy amplia para la mayor parte de ordenadores Mac y relativamente escasa para cualquier PC de gaming (para estos equipos recomendamos alguno de los hermanos mayores de esta misma gama de CyberPower). Para consultar la autonomía con cualquier carga no dudes en utilizar nuestro simulador de tiempo de respaldo que encontrarás en la ficha del producto.

Como indicábamos al principio, la forma de onda de salida es de tipo sinusoidal pura, adecuada para alimentar cualquier tipo de equipo eléctrico o electrónico, incluidos los ordenadores que empleen una fuente tipo PFC. La frecuencia de la onda es muy estable y la hemos medido en 49,97Hz, muy próxima a los 50Hz de referencia y algo más próxima que la alimentación de red que tenemos en nuestra oficina.

En cuanto al consumo en vacío, el SAI necesita alrededor de 5W para mantener su electrónica activa, un valor excelente para un equipo de tecnología in-line. En este caso se nota la aplicación de la tecnología Green Power, que esencialmente consiste en desconectar parte de la electrónica de regulación cuando las condiciones en la alimentación de entrada son razonables y no se requiere que el SAI la modifique en modo alguno. La aplicación de esta mejora hará que la mayor parte de los usuarios de este SAI vean disminuir su factura de la luz, sobre todo si mantienen el dispositivo encendido de manera continua.

En la parte trasera encontramos dos conectores RJ45 para proteger una línea de teléfono o de red de datos. En nuestras pruebas hemos contrastado que todos los pares de los conectores son válidos y, aunque no llegan a superar una certificación 1000Base-T, sí pueden proporcionar velocidades superiores a los 100Mbps. Hablamos por tanto de una protección apta para ser empleada como medio de interconexión con el router que proporcione el acceso a Internet, aún cuando éste pueda estar conectado vía fibra óptica.

Otro punto que nos ha parecido muy positivo es la incorporación de nada menos que 6 conectores tipo schuko en la parte trasera. Siendo éstos los conectores habituales para un usuario no profesional y disponiendo de ellos en abundancia es muy posible que no sea necesario emplear una regleta para conectar un ordenador, un monitor y sus diversos periféricos.

El software de gestión que se acompaña con el SAI es el Power Panel Personal Edition. Se trata de la versión simplificada del software desarrollado por CyberPower. De prestaciones básicas, es fácil de instalar y configurar tanto bajo Windows como en entornos OS X. De hecho, la integración en equipos Mac es a nivel de sistema operativo, con lo que la gestión del SAI es más intuitiva y no depende de que el software esté arrancado y corriendo para un correcto funcionamiento. Para aquellos más técnicos, también es posible utilizar la versión completa del software de CyberPower, puede descargarse de su sitio web.

Lo que más nos gusta

  • Excelente calidad de tensión y onda de salida
  • Muy bajo consumo en condiciones normales gracias a su tecnología Green Power
  • Amplio y claro display para conocer su estado
  • Buen tiempo de autonomía

  • Permite gestión vía puerto USB con el software Power Panel
  • Protege la toma de teléfono o una toma de red hasta gigabit

Lo que nos gusta menos

  • El rango de actuación de su electrónica in-line es un poco limitado
  • El rango normal de salida permite tensiones un poco altas si se producen a la entrada
  • Precio elevado para la potencia del SAI si no se requiere salida sinusoidal

Usos recomendados

  • Protección de PC que empleen fuentes tipo PFC y no sobrepasen su capacidad
  • Protección de ordenadores Mac
  • Electrónica de red: routers, switches, etc.
  • Protección de equipos de audio / vídeo de consumo reducido
  • Videograbadores y cámaras de seguridad

Tabla resumen

A continuación resumimos las principales características que hemos medido del SAI:

CaracterísticaValor medido
Tensión de entradaMínima170-180V
Máxima259-270V
Tensión de salidaMínima200-211V
Máxima259-270V
Prestaciones in-lineBoost1
Buck0
Calidad de salidaTensión eficaz230V
Frecuencia49,97Hz
Forma de ondaSinusoidal pura
EficienciaConsumo en vacío5W

Sólo para los más técnicos

Mostramos a continuación la forma en la que se produce la transición a la onda generada por el SAI partiendo de la onda propia de la red. La forma en la que simulamos un fallo de tensión es empleando un relé de paso por cero, que nos permite examinar el peor caso posible: cuando el SAI tiene que detectar el corte a partir de un fallo de suministro en el paso por cero de la onda de entrada.

En un primer caso provocamos el fallo de tensión cuando el paso por cero se produce en sentido ascendente. En azul la tensión de salida; en rojo la intensidad de entrada:

Prueba del SAI CyberPower CP900EPFCLCD

Fallo de tensión en paso por cero ascendente

En un segundo caso provocamos el fallo de tensión cuando el paso por cero se produce en sentido descendente. En azul la tensión de salida; en rojo la intensidad de entrada:

Prueba del SAI CyberPower CP900EPFCLCD

Fallo de tensión en paso por cero descendente

Se puede apreciar que en uno de los dos casos se produce un cambio de fase y en ambos casos una pequeña perturbación de la forma de onda. Sin embargo, una vez pasada la primera transición, la forma de onda y su amplitud son las esperables para una salida sinusoidal pura. Esto es, la forma de onda de salida cuando el SAI tiene que alimentar partiendo de sus baterías es similar a la forma habitual de la onda de entrada de la red eléctrica.

Por último mostramos la forma de onda generada por el SAI con una carga grande en relación a su capacidad (unos 450). En azul la tensión de salida; en rojo la intensidad de entrada:

Prueba del SAI CyberPower CP900EPFCLCD

Fallo de tensión en paso por cero ascendente con una carga grande

En este caso se aprecia que la perturbación de transición es un poco menos acusada pero en esencia similar a la que ocurre con una carga más pequeña. Como el fallo se ha medido en un ciclo descendente, se aprecia también un cambio de fase. El hecho de que los cambios de fase se produzcan en promedio una de cada dos fallos de tensión, nos hace pensar que este tipo de SAI no es el más adecuado para proteger motores eléctricos, para los que un cambio de fase sí es significativo. No lo será para una fuente tipo PFC, que es el tipo de dispositivo para el que CyberPower ha diseñado este equipo. Ya decíamos al principio que esta gama de CyberPower es un compromiso que busca una salida sinusoidal pura dentro de tratar de rebajar otras prestaciones menos importantes para que el precio final sea relativamente contenido.

 

Comentarios

Escribe un comentario